Popular Posts

Talón de Aquiles

.;
Imagen extraída del blog Un mundo dentro del ruido (Only me)
Admito que
el adiós todavía me mata, 
que las estrellas caen
y se hunden como barcos
en un acto de piratería,
que prometí
que nunca me iría
y en el abismo de mi vida
cayeron algo más
que las hojas en otoño,
que cayeron mis promesas
y yo a despojo,
y que luego quise volver
allí donde me hiciste 
princesa de tu castillo,
pirata del barco hundido 
en el abismo de tu querer.
Enviat per : Marina Morell
16 Comments

Convergentes

.;

Somos las historias que convergieron en el momento exacto. Colisionamos. Nos arrollamos el uno al otro, como si dependiera del mismo choque el fusionarnos. No lo vimos venir. Fuimos el momento del impacto, las miradas que atropellaron el sentido común y lo dejaron anestesiado, mientras echábamos el cierre a la huida; y al cierre, el candado del amor. Sin duda, fue el mejor accidente de la historia: converger en el mismo punto, corazón con corazón.
Enviat per : Marina Morell
10 Comments

Aquellos febreros tontos

.;
Imagen extraída del wordpress La fraternidad (Valeria Araya)
Somos de esa clase 
de locos que abrasan 
la noche más fría y la reducen 
a la ironía de no llamar 
a la mañana siguiente. 

De los que se deshacen 
en cada despedida, regalándose 
besos en cada esquina 
sin subirse nunca 
en el mismo tren. 

Seguimos sin ser 
conscientes de que incluso 
en los periódicos 
se habla de nosotros
y de nuestro mal querer.

Somos de esa clase 
de tontos que no entienden 
que el sarcasmo 
es la continua distancia 
a la que siempre volver a arder.
Enviat per : Marina Morell
34 Comments

Desabróchame la razón

.;
Imagen extraída de la página web gutenver.tv (Goulue)
No creo en el amor enlatado 
en los envases de la compra
del día anterior.
No sé sentir de otra manera
no sólo bailan nuestros cuerpos:
el amor no es sólo amor.

Creo en algo más
que en el sudor de las sábanas
y el temblor de las piernas.
Creo en el calor del pensamiento,
en el aire que me quitas
y en el que te quito yo.

Y por si esto sirve de algo
diré que no soy tan malo
cuando se me atragantan
tus bragas en la lámpara;
y en la cabeza,
tu respiración.
Enviat per : Marina Morell
24 Comments

Desmesura

.;
Imagen extraída de Google+ (Fatemeh Seif)
Quise ser el papel de una noche sin tinta.
Enviat per : Marina Morell
6 Comments

El halo de mi ventana

.;
Imagen extraída del wordpress Palavras em espanhol (Juan López)
Querido tú,

me calas los huesos casi tanto como el frío por las mañanas, cuando el paraviento de mi chaqueta no funciona y los recuerdos encuentran la manera de filtrarse por los descosidos de mis excusas. 

Quiero que sepas que estoy bien, que el sol calienta poco, pero que el frío me acaricia como si fueras tú. Puedo revivir nuestro diciembre una y otra, y otra vez como si fuera un juego sin despedidas, como si estuvieras aquí. Es divertido, incluso necesario. Recuerda que nuestra historia está anclada en el frío, en el círculo cerrado de los inviernos que nos quedan por compartir. 

El invierno siempre vuelve, y tú con él. Qué suerte tengo.


Enviat per : Marina Morell
14 Comments

La brecha de un descosido

.;
La noche en la que
arañamos el colchón
de reproches compartidos
Imagen extraída del fotoblog Aprendiendo a disparar (Mario Pucheta)
se nos fue la galantería.

Se nos erizó la piel,
encorvamos la espalda
hacia atrás y resoplamos:
nos mató el dolor al mediodía.

Se nos cruzó un gato
negro como la desesperación,
fuimos presas del poema
que nos convirtió en alegoría.

Fuimos mala suerte,
somos el gato que muerde
la mano que da a torcer
el corazón, todavía.
Enviat per : Marina Morell
12 Comments

Mapa de venas de un soñador

.;
No voy a dormir
contigo en primavera,
no veremos amanecer
en la misma carretera
ni disimularemos al mentir.
No nos desayunaremos
las estrellas, ni habrá
Imagen extraída de fotocommunity (Art-isane)
más noches como esta,
esperándote en el portal.

Quizás algún día vuelva
para susurrarte el significado
de ser invisible
incluso para uno mismo.

He convertido el sinvivir
de tu espalda
en poesía al desnudo,
en letras para nadie
excepto para mí.
Quiero entender el sinsentido
en el que vive
todo lo que está de más
cuando estoy sin ti.

Puede que un día
comprendas que había cosas
a las que este viejo
nunca se pudo resistir.
Enviat per : Marina Morell
18 Comments

El vuelo apresurado de una mariposa en primavera

.;
Imagen extraída de Geralforum (Billshcot)
El aleteo intermitente de una mariposa hizo que volviera en mí tras haber estado observando - absorto por la magnificencia - el extraño rostro de la estatua de la fuente que tenía delante. Dos, tres, cuatro. Cuatro aleteos. El primer aleteo fue de somnolencia; el segundo, de desconcierto; el tercero, de nostalgia; el cuatro, rutinario. La rutina caótica de mi corazón había despertado con el zarpazo de ingenuidad de la mariposa, y entonces se me ocurrieron mil formas de tatuar la luna; trescientas, de dibujar el aire; cincuenta, de entender el susurro del silencio; ocho, de amar el conocimiento... y una, sólo una, de escribir el sinsentido con el que el agua de esa fuente bailaba con aquella estatua de piedra, que invitaba a cenar a cuantos desafiasen las limitaciones de la vida mortal.

El aleteo de la mariposa despertó 
mi caos y el suyo:
el sueño de ser yo la mariposa,
y ella la estatua desafiante.
Enviat per : Marina Morell
12 Comments

La niña de barro

.;
Imagen extraída de weheartit.com (Ayelen Saavedra)
La niña corría por el prado como lo hacían las mariposas en primavera, volaba al son de los pétalos de las flores: sonreía como pocos sabían hacerlo. Ella sabía mejor que nadie que sus vestidos de princesa pesaban más sin barro, así que se empapaba de inocencia en cada charco e ignoraba los muros del jardín, abriéndose paso al mundo imaginario de las hojas verdes y del sol cálido. Era la niña del vestido arrugado, con chocolate en las manos y con heridas en las rodillas que me esfuerzo por seguir siendo: era el sueño imperceptible de una flor de verano.
Enviat per : Marina Morell
14 Comments

El todo por el todo

.;
Imagen extraída de canonistas.com (Junamo)
Sales de casa un día cualquiera, cansado de la noche anterior, y de la pasada. ‹‹Todo ocurre en cadena›› te dices a tí mismo mientras miras a la gente que pasea en bicicleta. ‹‹Son felices, después de todo››, aseguras inmerso en tus cavilaciones, quizás intentando comprender el porqué tú no puedes ser como los demás. El mundo pesa cien quilos más para ti que para otros, y sientes que nadie puede sacarte de la monotonía en la que vives voluntariamente. ‹‹Ellos no me entienden››, piensas desesperado, ‹‹sólo juegan a creer en la inocencia››, una inocencia que sientes que estás perdiendo. Lo que no sabes es que aquellas personas de la bicicleta, que sonríen al mundo entero, son como tú, son un 'yo' paralelo en el que coges la inocencia por donde empieza (por el corazón) y te subes a la bicicleta para poder ir más rápido que el tiempo y para poder desafiar a la tristeza. Sólo entonces, cuando entiendas que tu inocencia todavía tiene fuerzas para escapar de la tristeza, podrás entender que para vivir debe darse el todo por el todo, y nadie más que tú mismo puede saldar esa deuda.

Enviat per : Marina Morell
23 Comments

Abismo

.;

Imagen extraída del wordpress Toda la inmensidad del universo cabe
dentro de la infinita transparencia de una simple gota de agua
(Manuel Haro Jurado)
Cuando el reloj se pare, el viejo que toca melodías sin partitura en el piano del comedor habrá dejado de tocar, se habrá ido entonces a tintar sus manos con las letras del libro que ha dejado a medio leer, y volverá más tarde cantándole al aire y despilfarrando silencios. Luego quizás vuelva a dejar la melodía en su punto más álgido y se sentará en la silla del balcón, frente al mar, deseoso de haber pintado su contoneo.
Enviat per : Marina Morell
12 Comments

El mito del corazón como órgano vital

.;
Como quien oye llover, las manos aterrizan en las letras del teclado, vuelven loco al ordenador y disfrutan al margen de todo lo demás. Las letras tematizan el pensamiento y lo comprimen en esas once letras con las que se puede abarcar un mundo entero. Si pueden compactar el pensamiento en once letras, no soy capaz de imaginar todo lo que pueden llegar a decir en una sola frase. Se mueven solas, tienen algo que decir(me).

Y en cuanto me doy cuenta de que son las manos, y no yo, quienes dan vida a mi persona, me doy cuenta de que el pensamiento, inconscientemente, manda señales a las manos para hacerme entender que el corazón a veces ha llegado a pararse. Y es entonces cuando uno se da cuenta de que el corazón no es el órgano vital, sino la mente, porque el corazón muere varias veces en el camino, pero siempre hay fuerzas para seguir moviendo manos y seguir escribiendo sueños.

Imagen extraída de Revista Comunicar (Jacqueline Sánchez Carrero)
Recuerda,
el pensamiento late por dos.
Enviat per : Marina Morell
8 Comments

Telón arriba, ¡que empiece la función!

.;
Dedico esta entrada a Nakadaska, un colectivo artístico que busca jóvenes talentos, y que se ha fijado en mis textos... ¡Esto va por vosotros!

Dispuestos en forma de V sobre el escenario, a la izquierda: Música y Teatro. A la derecha, Fotos y Guiones. En un punto muerto, ni de un lado ni del otro, al centro, expuestas: Letras. El inicio de la función comienza con un agradecido silencio, para que las butacas tengan tiempo de valorar el arte que hay encima del escenario.

El silencio se rompe con la interpretación de Teatro y Guiones, magnífica mezcla de movimientos armónicos y de fascinantes palabras que se abrazan entre sí. A ellos se le une un coro de imágenes, sencillas, preciosas, únicas como el aire; entonces, Música arranca con la versión instrumental de Send in the Clowns, de Judy Collins: impecable, transformadora, arrebatadoramente exquisita. Las letras bailan en la canción.

Y allí, imperceptible, tras el telón, estoy yo. Y es aquí donde quiero estar: donde la vida empieza, donde acaba el dolor, donde perduran los sueños. Les subo el telón a los verdaderos artistas, ¡que el triunfo se lo lleve el arte! Porque no hay mejor sensación que la de saber que tras el arte puede encontrarse uno mismo.

Imagen extraída del blog Escritoras innovadoras (Astrid Flores)

Y entre que suspiro y no suspiro, 
la vida va cobrando sentido y se hace agradable respirar.
Enviat per : Marina Morell
8 Comments

Retazos de unas manos viejas

.;
Imagen extraída de freepik.es (Stockvault)

Demasiados años para una misma pena: han faltado palabras y ha sobrado sangre. Demasiado vacío para un único verano, demasiadas tiritas para un mismo alfiler. Demasiado silencio para un mismo corazón, demasiada tumba para un solo cuerpo, y es que faltaron despedidas y sobraron argumentos. Tanta pena como para morir llorando, tanta impotencia como para ahogarse soñando; con los años aprendí que faltaron hombros y sobraron daños. Estampé el corazón entre una piedra y una espada, la verdad es que poco pude hacer para recuperar la calma. Faltaron manos tendidas, sobraron astillas clavadas. Descosí el pañuelo a base de noches desechas en mi almohada, llené cincuenta páginas de historias que nunca llegaron a contar nada; quién pudiera entender que, a veces, el papel encierra verdades jamás contadas. Sobraron idiotas, y me faltó coraje para decir adiós, para cerrar el cuento, este cuento que cierro seis años después con una sonrisa en la cara. Ahora lo que sobra son las canas.
Enviat per : Marina Morell
10 Comments

La sombra necesaria

.;
Dedico esta entrada a Ximo Segarra, creador de dos blogs ingeniosamente divertidos llamados Un planeta llamado Acapu y La rialla del riu sec. Fue él quien me propuso el tema de esta reflexión que podréis leer a continuación. Además, me ofreció su colaboración aportando la increíble viñeta que cierra esta entrada, y de la que estoy muy orgullosa. Sin más dilación, este es el resultado, 
¡vale la pena echarle un vistazo!

Soy perro viejo en el desierto, ya no me parece injusto el calor, ni respirar fuerte, ni vivir al margen de la ignorancia. Sé que la poca necesidad es el punto fuerte de una vida sacrificada, y que el corazón asume una fuerza incalculable cuando se trata de sobrevivir a base de bondad.

Hace tiempo que sé lo que es vivir a la sombra de un sol estipulado que ni si quiera alumbra de verdad, que va a base de bombillas y historias que todos se creen menos yo. Por eso sé que cada día es un esfuerzo, y que con esfuerzo se hace mayor la sombra, y que el cactus de un desierto, que siempre ha sobrevivido con poca agua, puede eclipsar al astro solar.

Cada día lo veo más claro, las sombras no son sombras, son la experiencia, el amor y el perdón, que han crecido siempre a escondidas del sol que quita la luz a los demás. Y las prefiero. Infinitamente. Porque aquellas que crecen puras, al margen de la mentira, son las que un día aportarán el cálido aroma del vivir, y no del sobrevivir.

ILUSTRACIÓN: Ximo Segarra, "Acapu"
TEXTO: Marina Morell, "Dina Royce"
Enviat per : Marina Morell
9 Comments

Canción de cuna

.;
Como el susurro de una noche en vela, una figura joven esperaba entonar su vida bajo un soplo de luz que resplandecía, ténue y aburrido, en una de las pocas farolas del puerto que no se habían fundido. La mujer vestía de rojo, su atuendo parecía caro, un Gucci, probablemente. A juego con el vestido, sus labios pintados de un rojo intenso marcaban el contrarste entre su tez clara y sus ojos verdes; y sus pendientes, largos y rojizos, que colgaban en forma de cascada, animaban la noche bailando un vals con su cabello oscuro. Esperaba de pie, incansable, como el cantar de las manos vacías, tal cual: sin abrigo, pasando frío, sintiéndose inmortal.

Imagen extraída de carloscarreter.com (Carlos Carreter)
No había redención para ninguno de los hombres que la pretendían cada noche, tampoco la había para ella. No conocía la dignidad ni concebía la imagen que daba al mundo; su oficio, el trasnochar, era lo único que la mantenía fuera de la miseria y, a la vez, lo único que la hacía miserable por dentro. Su único consuelo era entonar todas las noches una breve canción de cuna que escuchó una vez y que se aprendió de memoria:

La lluvia limpia y ensucia
al mismo tiempo,
                                     1
No dejes que en el suspiro
se pierda tu aliento
de esperanza.
                                     2
Los sueños son eternos.
Enviat per : Marina Morell
9 Comments

Hojas secas en verano

.;
Imagen extraída del blog Sublimaciones literarias (Alejandro Silva)
La noche es más fría, lo noto en la lluvia. El sol ya se ha acostado, pero la luna sigue sin salir... será que soy un lobo en ruinas y no tengo a quién aullar; será que estoy azul y no me he dado cuenta de que la vida se me estropea cuando la vivo demasiado. 

Me inquieta el ruido del viento, que se lleva las hojas secas, que me seca y se me lleva a mí también como si no tuviera fuerzas, que las tengo, pero me las ahorro. Sé que hay tiempos que se escurren en el fregadero del pasado, que las palabras se tiñen de colores claros cuando se dejan tendidas al sol; pero cuando llega el invierno el viento me arrastra y las palabras se destiñen, y las verdades se saben, y las promesas de antaño ya no me sirven.

Se atasca el escurridor: la mentira se hace amiga del ciego, la falsedad le es infiel a los ingenuos, y la verdad despierta entre dolores de cabeza. Y cuando lo tengo claro sale la luna, y me deshago. La verdad de mi vida es que sigo buscando hojas secas en verano, como quien busca nieve en plena primavera, como quien sigue soñando...

Ya no más - dice el lobo - esta vez 
ya estoy cansado.
Enviat per : Marina Morell
6 Comments

Noches de música llena

.;
Imagen extraída del blog Treze (Departamento de actividades extraescolares)
Ciego de oído, sordo de tacto, mudo de olfato. Esta noche soy un viejo que dibuja melodías al aire, que respira teclas oxidadas y que anda de puntillas por el hilo de la madrugada. Tecleo notas como si acariciara la melodía de un piano; como si valiera más el soplo de un suspiro que los propios labios. Y es que hoy...

...manejo Manos con gusto,
y Alma con los ojos cerrados.
Enviat per : Marina Morell
13 Comments

Compañero de (la) Tormenta

.;
Imagen extraída del blog Tus tres deseos (Sara)
Hoy, que gotean silencios sobre mí, que se vacía el hueco de hojas secas que guardaba en mi memoria, que llueve sol tras las ventanas... hoy, que parece florecer el mal hábito de ser feliz, se esconde el mundo. Y el piano llora por reducción al absurdo.
Enviat per : Marina Morell
6 Comments