Popular Posts

Graduada en Vivir por reducción al absurdo

.;

La vida implica daños y analgésicos con que combatirla: nada seríamos sin un buen escarmiento. Supongo, entonces, que se vive de golpes y de sueños, de no saber en qué punto estamos exactamente. Deduzco que se vive de experiencia y de inocencia en el mismo grado. Ese es, verdaderamente, el título de toda mi vida. Una simple deducción que puede ser reducida fácilmente al absurdo con la base más racional y matemática de la belleza humana. 

Imagen extraída del blog Philo & Sophia 

Igual es hora de demostrar, 
por el método directo, 
que no hay absurdo que valga 
en cuestiones de moral.
Enviat per : Marina Morell
1 Comments

La estupidez humana

.;

Imagen extraída de la página web politiquiando.com (Carlos A. Guzman)
Escribir un contrato de tolerancia entre el mundo y el ‘yo’ de cada uno convierte en burocracia el papeleo de los derechos humanos.
Enviat per : Marina Morell
1 Comments

Lluvia

.;
Imagen extraída de la página web haciendofotos.com (Elena)
Supongo que hay cosas de las que nos damos cuenta cuando la tormenta ya ha pasado. Posiblemente sea yo dicha tormenta, y simplemente tenga que pasar de largo cuanto antes.
Enviat per : Marina Morell
0 Comments

El doble giro

.;

Imagen extraída de tucamon.es (Miguel Ángel Ríos)

Mi mundo gira entorno al giro, y mientras yo le digo “alto, dame un respiro”, él me dice “qué va; yo a ti no te espero, yo a ti ni te miro”. Sea pues, que no me mire ni si quiera un poquito, que yo sola me basto para encontrar mi camino; y es que con mis pasos nunca hay rumbo fijo.
Enviat per : Marina Morell
1 Comments

Tarde lluviosa en el tren

.;

Imagen extraída de la página web minube.com (Anerol)
Mientras miraba el mar por la ventana del tren me he encontrado con mi reflejo algo empañado. El color grisáceo del cielo hacía juego con mis ojos, y el mar rompía sus olas tan fuertemente contra la arena que aún me compadezco de ella. La verdad, no era un paisaje muy animado, pero tenía algo que me atrapaba. Normalmente me hubiera girado de espaldas al mar y hubiera cerrado los ojos dejándome llevar por la música de mi reproductor, pero esa escena me absorbía, como si entre el mal tiempo tuviera que encontrar un punto de brillo especial que lo hiciera único y agradable, después de todo.

Caían cuatro gotas, aunque las nubes no parecían estar enfadadas. Podría decirse que se mantenían ahí, aburridas pero sin molestar a nadie, porque el viento no tenía fuerzas para echarlas. Al parecer el día tenía una tarde tonta, y la tarde me tenía tonta a mí, totalmente fuera de lugar.

Parece que las cosas no cambian, pero yo sí lo hago. El gris del cielo, las nubes sin ilusión, totalmente muertas; el viento que, más que acariciar al mar, parecía que se lo mirara de lejos; y el sol… que al parecer hoy le ha dado vergüenza hacer acto de presencia; todo esto me ha recordado que la melancolía inspira, y que sentirse vacío también es vivir; aunque no cumpla del todo nuestras expectativas.
Enviat per : Marina Morell
0 Comments

Mundo-corazón, corazón-mundo. "Hola", "¿qué tal?", y "encantado".

.;

Imagen extraída del blog vargassandra.blogspot.com (Sandra Vargas)
Nunca voy a entender del todo el significado de una lágrima, pero sí el de una sonrisa. Al fin y al cabo las sonrisas mueven corazones; y las lágrimas... bueno, las lágrimas solo mueven al mundo.
Enviat per : Marina Morell
0 Comments

Alma

.;

Imagen extraída del wordpress El blog del apologista
unitario (Mario Olcese Sanguineti)
A penas cuento cuentos
al viento, a penas a mí me los cuento;
y mientras él se impacienta en sus aposentos
es posible que yo, por intentar vivir de ellos,
termine por morir en el intento
de ser aquello que nace sin ser, ni llegará a ser cuerdo.
Con ser libre, mientras tanto, fantaseo.

Hay cuentos que a penas cuento,
es cierto, hay momentos en los que el pecho
sobresale de sitio, y el alma vuela sin rumbo,
sin destino, y vuelve con tal desatino
terminando en manos de este cuerpo
que no es de nadie, y que tampoco es mío.
Vuela y no vuelvas, que yo a ti no te olvido.

Pronto notarás que lo duro aprendido, en ti se ha quedado...
...y en ti lo percibo.
Enviat per : Marina Morell
0 Comments

Una luna que llevarse de la mano

.;

Imagen extraída de la página web elpais.com (Ángel Martínez)
No hay más lunas porque una basta para alumbrar la oscuridad de toda una noche esparcida alrededor del mundo. No hay más lunas, solo una; no hay más brillo que el necesario para alumbrarnos el camino. Por más ciegos que estemos, por más vulnerables que seamos, un derroche de brillo no nos hará más fuertes, ni menos apresados.


Ella alumbra, y sigue alumbrando, sin más consuelo que el de una sonrisa en nuestros labios, sin más agravio que una noche que amenaza con matarla unas doce veces al año. Y ella que sigue, y ella que no se cansa, nos regala su luz aún envidiándola sombras y lágrimas.

Ella, como siempre, tan testaruda, tan a sus anchas; ella que de la muerte para nosotros revive aún sabiendo que renaciendo se expone, de nuevo, a que la muerte se la lleva de la mano. Ella que en mí vive; yo, que de ella vivo. Si no hay camino, yo lo hago; si lo hay: alzo el vuelo, a ella llego y, antes que la muerte, de la mano me la llevo escaleras a bajo.

Mas la muerte la encuentra de todas formas: una vez al mes, esa maldita docena de veces al año… y no es que esté triste cuando muere, es que cuando desaparece yo muero en el acto; y renazco pocas veces, solo cuando ella me despierta con un beso en los labios.

Que la luna vive en mí, que yo sin ella no valgo; y si por pensarla la muerte viene antes a buscarme, y no me pasa de largo, que me mate en el momento que la mata a ella, así mi alma, a mi luna, le mando; pues con ella quiere quedarse cuando todo, en mi cuerpo, haya acabado.
Enviat per : Marina Morell
0 Comments

La vida no solo mata

.;

Imagen extraída de la página web es.paperblog.com (Alfmega)
El medidor de impulsos, la novedad de aquello que no se palpa; no son los ideales lo que nos llevan, son las ganas las que nos alcanzan. La estructura esbelta de una sensación que cambia según el tiempo avanza; y aunque es cierto que aquí está todo oscuro, que aquí ver no veo nada; sí veo, sí, pues veo, más que con los ojos, con el alma.

El arte de las palabras, susurros alzados como hachas; gente, de ayer y de hoy, que como ley del día pasado y el día anterior, siguen sin ver nada. Mas si echaran el cierre a los ojos y no se engrilletaran tanto el alma, quizás verían más que una simple y amarga vida compulsivamente azucarada.

Que la vida nos influye, que el tiempo siempre nos falta; pero, ¿qué sería de nosotros si para curar el mundo tan solo con palabras bastara? Que sí es cierto, que la experiencia a la inocencia amenaza; que las alas y la corona de santo salen volando como si no hubiera mañana. Que el suelo arde; la esperanza, hiela; y la prisa arrebata… mas la vida no es solo eso. La vida lo es todo, la vida no solo mata.
Enviat per : Marina Morell
0 Comments