Popular Posts

Mirarse al espejo y reconocerse de diez formas distintas

.;
Imagen extraída del blog Gato pistola
Avanzar es coger carrerilla a cuentagotas, librar la batalla invisible contra uno mismo: avanzar es un punto a parte que obliga a dejarse atrás a uno mismo. En el camino nos damos cuenta de que somos muchas máscaras: la blanda, la dura... la débil.

Crecer implica ser facetas en período de prueba, andar por las nubes y volar por la tierra. Crecer implica no tener ni idea, pero aprender un poco de todo.

La fase beta nos da la opción de conocer nuestros límites y nuestras fuerzas... porque una vida sin spóilers - una vida no custodiada - en la que pisamos fuerte y tropezamos todavía más siempre es menos llevadera, pero más satisfactoria en temas de moral.

Es importante saber quien se es a cada momento, pero es más importante saber qué tipo de persona se quiere ser. Y que me llamen insensata, pero la vida vale más si cada uno la desmenuza a su manera.
Enviat per : Marina Morell
7 Comments

Ancha es mi mente y corto es el mundo

.;
Imagen extraída del blog Poetas sargaricos
Mi mente es un flujo de palabras que transitan accidentadas por las calles de la selección, sin sentido, absurdas, entre muchedumbre... vivas igual que muertas. Hay tantas que mi mundo parece siempre limitado, nunca hay suficiente espacio para ellas. Crecen por metástasis hasta invadir zonas del cerebro que deberían tener otras funciones: el sueño, el hambre y la vida humana sucumben a las ganas insaciables de consolarme escribiendo, y solo escribiendo. 

Les gusta discutir entre ellas, alardear sobre su belleza o su exactitud aun sabiéndose inútiles y resignadas a que mi ser las escoja. Se codean constantemente entre sus adversarias, envidiosas de la elegancia de la que ellas carecen, recelosas de que otras siempre sean las perfectas. Su muerte es la vida, la condena eterna a seguir vagando por los muros de mi pensar y de mi pesar, pero sabiendo que mientras permanezcan en mi interior siempre estarán a salvo, vivas, al fin y al cabo. Eternas, sin más fuerza que la que les da mi alma.

Se sienten perdidas, ahogadas por la impotencia de ser solo eso: huellas sin dejar, sin poder escribirse. Piden a gritos que las escriba, da igual en qué orden, da igual en qué historia. Suplican que las use, quieren sentirse libres, quieren ser una rosa en el corazón del tiempo. Anhelan ser libres, sin más consuelo que el olvido de unos y el recuerdo de unos pocos. No quieren morir sin haber dicho absolutamente nada, por eso las libero: porque no quiero ser el obstáculo que les impida llegar lejos. 

Su destino empieza y acaba conmigo, y no voy a ser yo quien las asesine tan injustamente. Prefiero que mueran felices, que acaben su tormento emocionando a quienes las comprendan tanto como yo... porque de palabras se vive, pero de sentimientos se siente y, ¿quién soy yo para restringir sensaciones? Ahora sois libres, vuestro premio de consolación ha llegado y mi adiós se quedará en el aire. Y en el aire será recordada mi última palabra.
Enviat per : Marina Morell
2 Comments