Vivir es aprender a quererse a uno mismo

Imagen extraída de la página web lapatria.com  
¿Quién sería yo
sin mi tontería
crónica de querer
tener a las personas cerca,
sin mis locuras
pasajeras y  mis
pequeñas estupideces.

Sin mis aires
cambiantes,
ni tintes
en el pelo,
sin mis decisiones
estúpidas, algunas 
a corto plazo.

Sin mis pequeños 
instantes en contra 
de la norma de llevar 
el cabello rubio
y el pensamiento
siempre dentro
de una bolsa?

¿Quién sería yo
sin mi intención
de vivir los daños
como hechos colaterales,
como riesgos calculados
de vivir intensamente,
de vivir como me place?

¿Quién sería yo entonces?
sino un completo desastre.

10 comentarios:

  1. Cambia lo que quieras pero no tú no cambies nunca. Tal como eres es como hay que quererte. No te imagino de otra manera :-)

    ¡Abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Oski. Es lo que trata de decir el poema: en el momento en el que alguien abandona su forma de ser (sus manías, sus gustos, etc.) se vuelve una persona desastrosa. No hay nada más bonito que ser aceptado tal y como eres.

      ¡Un abrazo muy grande, amigo! :)

      Eliminar
  2. Todos somos un pequeño desastre interno, una mezcla de los distintos elementos que nos caracterizan y nos hacen ser quienes somos. Y no creo que haya que cambia eso nunca.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, N. La verdad es que sí, es lo que trato de dejar claro en el poema.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Nunca olvides que hay desastres mucho más bonitos (y con diferencia) que el orden más ordenado. Ir contra las normas de esta s(o/u)ciedad de mierda siempre fue lo mío.
    Coleccionando margaritas en http://albordedetucama.blogspot.com.es/
    Mária.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. +1000 a tu comentario, M. Estoy completamente de acuerdo. La belleza también se encuentra en lo diferente.

      ¡Un abrazo muy grande!

      Eliminar
  4. Un pequeño caos con su equilibrio. No dejes de ser, eso es lo más importante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Lau. Lo diferente es lo que nos hace ser nosotros mismos.

      ¡Saludos!

      Eliminar

¡Siempre es un placer leer vuestros comentarios!