All-in

Imagen extraída de la página web Vivir del casino
La vida es una partida de póker en la que decidimos qué apostar y por qué apostarlo. Unos miran a los ojos de los demás para adivinar sus flaquezas, sus verdades y sus mentiras. Lo que sea por ganar. Otros, simplemente, disfrutan de la partida siendo razonables con ellos mismos, con lo que pueden permitirse y lo que no, con lo que estarían dispuestos a sacrificar y lo que estarían dispuestos a perder en la partida. Aunque hay cosas, es cierto, que no deben apostarse nunca. La confianza, por ejemplo. El amor, la humanidad. El amor de la humanidad, incluso.

Pero si se trata de dinero, entonces, apostad lo que queráis. Sinceramente, se le da demasiado valor a un objeto, y es que solo es un objeto, creado por nosotros mismos por nuestras ansias de superioridad. El dinero es lo que nos ha convertido en arrogantes, pero es que somos arrogantes porque hemos convertido nuestra felicidad en dinero. Es un pez que se muerde la cola, y a este paso... nos quedaremos sin cola. Y a un pez sin cola es bien sabido que le falta algo. Algo que ya nos falta a nosotros, algo llamado impulso natural: algo que debería llevarnos a la cárcel, por corruptos; y al infierno, ciertamente, por inmorales.

Nos quejamos de la crisis, pero resulta que la hemos creado entre todos. Y dicen: hay gente que no tiene dinero para comer. Os pregunto: ¿de verdad es necesario pagar para vivir? Comer es un derecho fundamental, natural y básico. Entre el 'primero paga, luego comes', y el 'dame empleo para ganar dinero para poder vivir' nos hemos buscado la ruina. Es que la vida es algo más que eso, pero no nos damos cuenta. Nosotros siempre tenemos la razón, somos los mejores, somos como los Increíbles, solo que yo diría que somos los Increíblemente patéticos. Somos estafadores de nuestros propios sueños y de nuestra propia vida. Somos trovadores que cantan sus propias desgracias. Nuestra raza, tan superior como dicen, se muere, pierde fuerza. Y para mí, incluso, estamos perdiendo credibilidad.

3 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo! Las cosas solo tienen el valor que la humanidad les ha dado...

    Gracias por el comentario! me has animado a escribir mas :)

    ResponderEliminar
  2. Está claro, el dinero por sí solo no es nada, tiene el valor que nosotros queremos darle!

    Siempre preferiré un pedazo de amor al gramo de una moneda!

    Una abraçada! (y perdón por la ausencia, echaba de menos pasear por tus letras!)

    ResponderEliminar
  3. Se deberá replantear todo un sistema y hacer "all in" a la esperanza. Besos.

    ResponderEliminar

¡Siempre es un placer leer vuestros comentarios!